Publicaciones

Deporte y la Pandemia

La llegada del COVID-19, ha traído drásticos cambios en nuestros estilos de vida, lo que, sumado a la crisis social en varios países latinoamericanos, ha terminado modificando la realización de las distintas modalidades deportivas en Latinoamérica y el mundo1 . Ante esto, quienes realizan algún tipo de actividad física y los deportistas que se dedican profesionalmente son quienes han sufrido daño, buscando nuevas estrategias y herramientas que permitan mantener su condición física y no dar ventaja a sus rivales pensando en las futuras competencias.

esde una perspectiva competitiva, se han postergado grandes espectáculos deportivos, como los juegos olímpicos de Tokio 2020, las clasificatorias para Qatar 2022, entre otros. Lo cual, debido a las exigencias sanitarias, imposibilitan el correcto desarrollo de las distintas actividades que estaban planificadas para el 2020, además de postergar los calendarios con los distintos eventos deportivos planificados en las distintas disciplinas deportivas . Además, muchos deportistas han tenido que ajustar sus objetivos, planificaciones y proyecciones debido a las cuarentenas instauradas en distintas ciudades.

Respetando la distancia social, pero sin perder condición física para un retorno a las competencias. Así las tecnologías han sido grandes aliadas en algunas disciplinas, siendo relevantes para los entrenadores y preparadores físicos al realizar adecuaciones a los planes de entrenamiento. Privilegiándose entrenamientos en al hogar en lugar de una asistencia presencial, también algunos clubes o equipos han optado por enclaustrar a sus jugadores con la finalidad de no perder condición física y no dar ventaja a otros equipos pensando en el retorno a las competencias y eventos deportivos.

Las modalidades virtuales, como el uso de videollamadas o equipos virtuales, han cobrado especial relevancia en el entrenamiento de los deportistas. Si bien esta forma de entrenar no podrá superar los modelos presenciales de trabajo, estas modalidades permiten que el nivel de las competencias no disminuya, ante una eventual vuelta a la normalidad y pudiendo mantener los ritmos de trabajo

La OMS recomienda "150 minutos de actividad física de intensidad moderada o 75 minutos de intensidad vigorosa por semana, o una combinación de ambos". Si no sabes o no se te ocurre cómo añadir actividad física a tu día a día, aquí te dejamos algunas ideas de cómo hacerlo. Aunque si no te sientes tan bien o estás enfermo, es mejor que uses tu energía para recuperarte, advierten los expertos.

1. Aprovecha cualquier tarea doméstica para moverte Si estás muy ocupado o tienes muchas cosas que hacer en casa y sientes que no te dejan tiempo para ejercitarte, pues puedes incluir algo de ejercicio al cumplir con esas tareas. "Busca oportunidades para moverte en tus tareas diarias", dice la doctora Johnson. "Por ejemplo, si estás poniendo la vajilla en el lavaplatos, puedes elevar los talones y quedarte en puntas de pie, o hacer sentadillas mientras pones ropa en la lavadora y en la secadora".

Si ves televisión, puedes aprovechar para hacer algún tipo de ejercicio en los comerciales. "Si estás viendo la tele, haz sentadillas o planchas en los comerciales", aconseja Johnson. Si recibes o haces una llamada telefónica, trata de estar parado o caminar mientras conversas, sugiere la OMS. "Vive la vida buscando oportunidades para incluir movimiento", recomienda Johnson. "Cada pequeño movimiento cuenta". La actividad física puede incluir también movimientos que ayuden al equilibrio, le dice I-Min Lee, profesora de Medicina de la Escuela Médica de Harvard, a BBC Mundo.

2. Haz ejercicios con los muebles de tu casa Si crees que no puedes hacer ejercicios porque no tienes en casa máquinas propias de un gimnasio, pues te equivocas. Keris Hopkins, entrenadora personal de Reino Unido, dice a la BBC que "hay miles de cosas que puedes hacer desde tu silla o tu sofá: sentadillas, planchas, abdominales, etc.".

3. Usa objetos caseros como pesas La doctora Johnson dice que hay muchos elementos de la casa que pueden usarse como pesas para hacer ejercicios, como las botellas de agua o de leche, o incluso los envases de detergente. "Los puedes sostener mientras haces sentadillas", recomienda. El blog This Girl Can recomienda incluir estas pesas caseras en los ejercicios conocidos como "giros rusos".

 Siéntate en el suelo sosteniendo cualquier botella con líquido. Inclínate hacia atrás con la espalda recta y siente la tensión en el abdomen.
 Gira el torso e intenta tocar el piso a cada lado con la botella.
 Si quieres hacerlo más difícil, repite todo levantando las piernas y poniéndolas en paralelo al piso.

4. Las escaleras pueden ser tus "mejores amigas" si buscas realizar actividades cardiovasculares, dice la doctora Johnson. Si estás llevando algo a un piso superior, aprovecha para subir y bajar un par de veces más.  También puedes saltar la soga tres o cinco minutos a lo largo del día, sugiere Johnson. Si no tienes una soga, puedes saltar sin ella, o puedes trotar en tu sitio, o hacer cualquier otra cosa que aumente tu ritmo cardíaco.

5. Practica la respiración diafragmática La respiración diafragmática o abdominal le ayuda a respirar usando su diafragma. Este es un músculo grande que cumple una función importante en la respiración. Está ubicado debajo de sus pulmones y separa su pecho de su abdomen.

Organización Mundial de la Salud.


Volver a Noticias

Colegio José Manuel Estrada
Contacto
  • 24 de Octubre 569, Ituzaingó - Bs. As.
  • 4661-6985 / 4624-4897
  • estrada@vaneduc.edu.ar
  •      Facebook
  •      Instagram
  •      Youtube